Tu salud dental

Antes que una boca bonita, es necesaria una boca sana.
Sólo los grandes profesionales, lo tienen en cuenta.

Regeneración ósea

Recupera la forma y funcionalidad de tus maxilares

El proceso de pérdida dental suele afectar de diversas maneras a los individuos que lo experimentan. Por una parte, pueden aparecer consecuencias psicológicas, entre las que encontramos la disminución de la autoestima y de la confianza en sí mismos. Esto es resultado de la imagen negativa en la apariencia de los individuos, lo que los lleva a ocultar sus bocas a la hora de sonreír y les puede dificultar establecer interacciones sociales con desconocidos. 

Por otro lado, pueden derivarse problemas funcionales, como problemas de mordida, desgaste dental, dolor al masticar alimentos, problemas digestivos, emisión inadecuada de ciertos sonidos a la hora de articular ciertas palabras o  aumento de las dimensiones de la lengua, entre otras. 

En la medida en que exista más pérdida de dientes, más se agravarán los efectos no deseados sobre la estética y funcionalidad de las estructuras bucales.

La buena noticia es que, mediante el avance de la disciplina odontológica y la inclusión de instrumentos tecnológicos de última generación, en la actualidad resulta muy sencillo suplir la ausencia de dientes. Para ello se emplean piezas que desempeñan las mismas funciones e imitan con gran precisión la apariencia de un bloque dental o la totalidad de las piezas de nuestra dentadura.

En la Clínica Dra. Belén Puras contamos con los elementos protésicos más avanzados que pueda haber para suplir la ausencia de uno o más dientes. De este modo, aseguramos que puedas recuperar esa sonrisa espontánea que te caracteriza, así como realizar de modo adecuado las funciones masticatorias y fonatorias que resultan tan fundamentales. Contamos con soluciones totales y parciales, fijas o removibles, para que elijas la que más se adecúa a tus necesidades y preferencias.

Deterioro del hueso maxilar y mandibular

Ahora bien, cabe destacar que la pérdida dentaria también genera consecuencias sobre la robustez y el grosor de nuestros maxilares. En tal sentido, es oportuno aclarar que la presencia de las raíces dentales en la encía motiva una adecuada regeneración ósea; un proceso que resulta imprescindible para mantener la correcta forma y densidad de dichos huesos. 

Cuando la raíz de un diente abandona el lugar que le corresponde, el hueso no cuenta con el estímulo para seguir regenerándose, por lo que transcurre por una degradación progresiva.

Implantes dentales

Una forma muy utilizada para evitar la afectación ósea consiste en insertar en la encía unos implementos sanitarios conocidos como implantes dentales, los cuales tienden a ser elaborados con metales quirúrgicos y tienen formas similares a las de los tornillos. 

Estos objetos se fijan en el maxilar con una cirugía mínimamente invasiva, con la intención de suplir la ausencia de la raíz del diente natural que falta. Sobre este implante pueden fijarse elementos protésicos que se ven y funcionan exactamente igual que los dientes originales del paciente.

Sin embargo, si la pérdida de masa de los maxilares ha avanzado significativamente, es probable que no se cuente con la estructura de soporte óseo requerida para acoplar dichos implantes o garantizar la estabilidad de dentaduras postizas. Cuando esto ocurre, resulta imprescindible recuperar la fortaleza y el grosor del hueso por medios artificiales.

¿En qué consiste la regeneración ósea?

El procedimiento de regeneración ósea es una forma eficiente de otorgar a los huesos debilitados un mayor nivel de fortaleza y volumen a través de la utilización de partículas de hueso provenientes del paciente (autólogas), donadas por un familiar del mismo (isogénicas), por otro ser humano (homólogas) o de origen animal (heterólogas). 

Este tratamiento también incluye la utilización de membranas sintéticas reabsorbibles o no reabsorbibles que tendrán, por función primordial, mantener los huesos implantados en el lugar que les corresponde y promover el crecimiento óseo a través de la estimulación de las células osteoprogenitoras.

Por lo general, se preferirá emplear injertos autólogos, los cuales suelen provenir de otras partes de la boca o del hueso pélvico del propio paciente, antes que acudir a donantes. Cuando el tejido proviene de otras personas, sean o no parientes, se aumentan las posibilidades de que se generen incompatibilidades o rechazos. De igual modo, se dará prioridad a la utilización de membranas reabsorbibles que contengan biomateriales, pues estas garantizan los mejores resultados.

Este tipo de intervención garantiza que el lecho óseo cuente con las características requeridas para que se puedan fijar implantes dentales y, de este modo, evitar la degradación del hueso maxilar y/o mandibular.

¿En qué consiste el tratamiento de la regeneración ósea?

En la Clínica Dra. Belén Puras te ofrecemos el tratamiento de regeneración ósea guiada (GBR, por sus siglas en inglés) más efectivo con materiales biocompatibles y técnicas avanzadas, lo que nos permite asegurar una correcta asimilación del tejido y un proceso de recuperación más corto y grato. Nuestros especialistas cuentan con los conocimientos, las destrezas y la experiencia práctica para realizar esta y otras medidas terapéuticas de manera óptima.

¿Cuáles son los pasos para llevarlo a cabo?

El primer paso en este tipo de intervenciones consistirá en aplicar anestesia general al paciente, lo que garantizará que no se genere dolor como consecuencia de las acciones que conlleva este tipo de cirugía.

Posteriormente, se procederá a realizar una incisión en la encía en el área que se ha visto afectada por la degradación del hueso maxilar o mandibular. Una vez desplazado el tejido blando gingival, se ejecutarán perforaciones en la cara anterior del hueso, lo que permitirá la adecuada revascularización del injerto

En las oquedades resultantes del paso anterior se fijarán tornillos quirúrgicos cuyas cabezas deberán delimitar la anchura que deberá tener la estructura de soporte una vez que esta se consolide. El espacio existente entre la cabeza de estos insumos sanitarios y la superficie del hueso deberá rellenarse con las partículas óseas de injerto o con el material sintético biocompatible.

Luego, se colocará la membrana reabsorbible, que ayuda al proceso de crecimiento óseo, sobre el área en la que se haya realizado el injerto.

Seguidamente, se devolverán las membranas gingivales a sus posiciones iniciales y se suturarán para promover la curación de la herida realizada. Una vez se haya consolidado el injerto deberán retirarse los tornillos fijados sobre el hueso.

Una vez se complete este tratamiento, deberá esperarse entre 6 y 9 meses antes de que se pueda realizar la intervención quirúrgica que tendrá por objeto fijar los implantes dentales a las encías.

Conoce los mejores tratamientos en Móstoles

En la Clínica Dra. Belén Puras contamos con los odontólogos y los especialistas de disciplinas relacionadas de mayor renombre y trayectoria profesional en el cuidado de la salud bucomaxilodental. 

Nuestros procedimientos son llevados a cabo con la máxima rigurosidad y atención al detalle, empleando los dispositivos quirúrgicos más modernos y efectivos para que obtengas los efectos estéticos y funcionales que deseas. 

Te invitamos a conocer nuestras cómodas y amplias instalaciones ubicadas en Móstoles, las cuales harán que tú y tu familia os sintáis a gusto.

Queremos ayudarte a alcanzar tu sonrisa ideal ¡Contáctanos!






    Pide Cita.

    Primera Visita Gratuita.

    ¿Quieres que estudiemos tu caso?

    Nosotros te llamamos. Rellena el formulario y nuestro equipo contactará contigo para citarte en clínica. Haremos pruebas diagnósticas y un estudio completo para que tengas una salud dental de hierro y una sonrisa preciosa.

    Teléfonos

    +34 916 17 53 73 | +34 640 13 02 09

    Dirección

    Esq. Velazquez, Calle Juan de Juanes, 1,
    28933 Móstoles, Madrid

    Horario

    Lunes a Jueves: de 10.00 h a 14.00 h, y de 16.00 h a 20.00 h.
    Viernes: de 10.00 h a 14.00 h