Tu salud dental

Antes que una boca bonita, es necesaria una boca sana.
Sólo los grandes profesionales, lo tienen en cuenta.

Injerto de hueso

La solución más efectiva para ampliar el hueso maxilar

Los huesos de nuestras estructuras maxilofaciales son elementos densos y rígidos que permiten delinear el contorno de nuestro rostro y proteger los órganos y tejidos internos de posibles traumatismos. A pesar de su dureza, tal como ocurre con otros huesos de nuestro cuerpo, estos pueden ver su integridad estructural vulnerada debido al estrés físico al que pueden ser sometidos, así como por procesos de desmineralización o enfermedades sistémicas.

Sin embargo, en el caso específico del conjunto de huesos que soporta y delimita la cavidad bucal, existe un conjunto de alteraciones funcionales o enfermedades que pueden afectarla negativamente. Entre ellas cabe destacar los daños o las tensiones producidas por problemas de mordida (conocidos también como maloclusiones dentales), las caries dentales no resueltas oportunamente, las enfermedades gingivales y periodontales, los problemas de distribución dental, las alteraciones de la articulación temporomandibular o el bruxismo, entre otros.

Degradación de los huesos maxilares y de la mandíbula

Todas las condiciones mencionadas pueden producir el deterioro de las estructuras de soporte dentario. En el caso de aquellas infecciones que pueden alterar la salud bucal, como las producidas por caries, gingivitis y periodontitis, se produce la destrucción ósea como consecuencia de la acción directa de los microorganismos involucrados, los cuales se alimentan del hueso.

Aun así, la causa más común de la destrucción de la masa del maxilar superior y la mandíbula es la pérdida de las piezas dentales. Cabe destacar que la presencia de las raíces en la porción alveolar de esos huesos es el principal motivo que impulsa la regeneración del tejido óseo por lo que, al extraerse dichas estructuras de anclaje, el hueso se reabsorbe, perdiendo grosor y densidad.

Este proceso de degradación puede iniciarse a las pocas semanas de haberse producido una pérdida dentaria, pero suele ir agravándose con el paso del tiempo. No obstante, la velocidad a la que se lleva a cabo este proceso dependerá de la genética del individuo, así como de las condiciones de partida de sus estructuras bucomaxilodentales.

¿Cómo evitar la degradación del hueso?

Una forma muy utilizada para evitar que este proceso destructivo se lleve a cabo consiste en insertar elementos artificiales en el hueso alveolar, conocidos como implantes dentales. Resultan particularmente útiles, ya que aparte de fomentar la regeneración ósea también permiten fijar dientes artificiales, conocidos como coronas protésicas. 

Estos elementos se elaboran para preservar la estética de la dentadura, así como suplir la función masticatoria del diente o los dientes perdidos.

No obstante, en ocasiones el hueso alveolar puede no contar con el volumen o la fortaleza necesarios para poder garantizar que el implante se cimiente adecuadamente y no se mueva o caiga. En este caso será necesario realizar una intervención conocida como injerto óseo dental.

En la Clínica Dra. Belén Puras te ofrecemos los procedimientos de injerto de huesos bucales más efectivos para mejorar la apariencia de tu encía y garantizar la extensión y firmeza ósea necesaria para poder fijar el implante dental que puedas requerir. 

Todas nuestras opciones terapéuticas se ejecutan con el máximo cuidado, para las que utilizamos siempre los instrumentos más avanzados para así promover una recuperación rápida y favorable.

¿En qué consiste el injerto de hueso?

El procedimiento de injerto óseo implica una intervención quirúrgica en la que se realiza una incisión sobre el área de la encía para poder acceder a la porción de la mandíbula o maxilar superior que ha sufrido la reabsorción

Sobre el espacio afectado se fijará una capa de hueso que puede haber sido extraída de otra parte del cuerpo del propio paciente, donada por un tercero o provenir de algún animal. En este sentido, se procura que el componente óseo utilizado sea del propio paciente para evitar posibles rechazos o incompatibilidades. El injerto se fijará en el lugar correspondiente mediante la utilización de clavos, tornillos o placas quirúrgicas.

Si resulta imposible emplear injertos de hueso natural, se pueden emplear sustancias sintéticas que, al solidificarse, garantizan una estructura de dureza similar a la que muestra el propio hueso. 

En las intervenciones en las que tiene por objeto suplir la pérdida de muelas superiores es probable que deba elevarse el seno maxilar, pues este puede cubrir parte del espacio donde se encontraba el hueso anteriormente, lo que impediría que pueda fijarse un implante dental. En este caso, deberá hacerse una incisión en el hueso, elevar el seno y cubrir el espacio generado entre este y el hueso con sustancias de relleno.

Proceso tras un injerto de hueso

Este tipo de tratamiento se realiza bajo anestesia general para evitar que se genere dolor. Sin embargo, en la fase postoperatoria es normal que exista un cierto grado de dolor, así como algunas molestias, presentar una inflamación o tener dificultad para abrir la boca completamente. Estos síntomas pueden ser de intensidades variables y suelen disminuir significativamente tras unos 4 días, desapareciendo por completo entre los 7 y 10 días después de la cirugía.

Una vez se haya llevado a cabo el tratamiento, deberás esperar entre 6 y 9 meses antes de que procedamos con la fijación de los implantes dentales. Este es el tiempo promedio en que puede consolidarse el injerto, se trate de hueso natural o de componentes artificiales.

En la Clínica Dra. Belén Puras contamos con los mejores odontólogos y otros especialistas en el cuidado de la salud y estética oral de gran renombre y experiencia en la Comunidad de Madrid, por lo que podrás estar seguro de que, sea cual sea el tratamiento que necesites, se llevará a cabo con la mayor rigurosidad clínica, siempre teniendo en cuenta la importancia de garantizar tu bienestar y seguridad. 

Conoce los mejores tratamientos en Móstoles

En la Clínica Dra. Belén Puras queremos invitarte a visitar nuestras modernas y cómodas instalaciones, ubicadas en Móstoles, para que conozcas todas las opciones que hemos dispuesto para garantizar tu salud bucodental y la de aquellos a quienes quieres. 

Contamos con los equipos tecnológicos más modernos y el equipamiento sanitario y quirúrgico más eficaz para atender a las alteraciones o enfermedades que puedan afectar tu sonrisa.

Miles de personas ya han visto los beneficios de nuestros tratamientos destinados a la preservación y restauración de la estética y funcionalidad de su sonrisa. ¿A qué esperas para ser uno de ellos? ¡Contáctanos!






    Pide Cita.

    Primera Visita Gratuita.

    ¿Quieres que estudiemos tu caso?

    Nosotros te llamamos. Rellena el formulario y nuestro equipo contactará contigo para citarte en clínica. Haremos pruebas diagnósticas y un estudio completo para que tengas una salud dental de hierro y una sonrisa preciosa.

    Teléfonos

    +34 916 17 53 73 | +34 640 13 02 09

    Dirección

    Esq. Velazquez, Calle Juan de Juanes, 1,
    28933 Móstoles, Madrid

    Horario

    Lunes a Jueves: de 10.00 h a 14.00 h, y de 16.00 h a 20.00 h.
    Viernes: de 10.00 h a 14.00 h