¿Has sentido una molestia punzante e incómoda en el momento de mover tu cavidad bucal? Si la respuesta ha sido que sí, puede que estés pasando por una disfunción temporomandibular o conocida mejor con la abreviación que suelen emitir los odontólogos: disfunción ATM. Esta función es la que se ocupa de juntar específicamente la mandíbula con el lateral de la cabeza y se suele utilizar especialmente para que podamos dialogar, masticar, bostezar y abrir y cerrar nuestra boca.

Generalmente el origen de este problema puede deberse a diversas razones, no obstante, la más destacada se debe al estrés dental y la forma inconsciente o involuntariamente de presionar nuestra mandíbula. Cuando esta se ve perjudicada suele desencadenar inconvenientes ligados a los músculos correspondientes a la misma, como pueden ser inflamación, tensión e incluso un dolor incómodo y molesto en nuestra mandíbula.

En nuestra clínica dental en Móstoles Dra. Belén Puras nos encargamos de resolver esta clase de problemas de una forma inmediata y rápida. Hemos notado que con el paso de los años los efectos colaterales de un mal manejo en la salud bucodental no solo terminan perjudicando la cavidad bucal, sino que también afectan al resto de su organismo. Naturalmente, nuestro cuerpo trabaja como un todo y en caso de que exista alguna afección no diagnosticada a tiempo o mal tratada puede desencadenar graves secuelas en tu salud.

¿Qué es la disfunción temporomandibular o disfunción de la ATM?

Tenemos dos articulaciones mandibulares, una en cada lado de nuestra cara y se hallan localizadas frente a nuestras orejas. Esta articulación es una de las articulaciones más complicada y usada de nuestro organismo, por lo que termina siendo la más afectada. La articulación mandibular nos permite hacer los diferentes movimientos que empleamos cotidianamente. Por eso cualquier problema que impida que los músculos, huesos y ligamentos funcionen adecuadamente y como debe ser, puede desencadenar una enfermedad dolorosa conocida como disfunción temporomandibular o disfunción ATM.

Esta disfunción es una enfermedad que perjudica a la articulación mandibular y que puede desencadenar dolores de cabeza, facial o chasquido en la misma. Suele producirse debido a las personas que terminan contrayendo o apretando fuertemente su mandíbula variando la posición idónea de la misma y haciendo que no funcione con normalidad. Sin embargo, una de las afecciones que tiende a desencadenar este problema suele tener relación con el bruxismo, tras apretar o rechinar los dientes.

En algunas ocasiones el dolor y la incomodidad que se genera por los trastornos de la ATM son temporales y pueden aliviarse con atención autoadministrados o tratamientos no quirúrgicos.

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción temporomandibular o ATM?

Las personas que padecen disfunción temporomandibular suelen generar problemas en la articulación y los músculos que rodean la mandíbula. Principalmente el componente característico suele ser el dolor y la presión que se crea en las áreas cercanas a ella o los músculos que controlan el desplazamiento de la mandíbula. A continuación te mostramos los más relevantes:

  • Dolor en una o ambas articulaciones temporomandibulares.
  • Crujidos, chasquidos u otros sonidos al realizar cualquier desplazamiento mandibular.
  • Variaciones en la alineación de las piezas dentales, tanto superiores como inferiores.
  • Una mordida errónea y molestias al despertar, debido a que la mandíbula amanece adolorida.
  • Pérdida auditiva.
  • Sensación de adormecimiento mandibular.
  • Insensibilidad facial.
  • Alteraciones de la vista.
  • Neuralgia del trigémino.
  • Complejidad o molestia al masticar o morder.
  • Trismo: al no poder abrir de forma correcta la mandíbula.
  • Espasmos musculares alrededor de la mandíbula. 

¿Cuáles son las molestias que genera la disfunción ATM?

La disfunción temporomandibular suele provocar dolor orofacial, donde se ven perjudicadas algunas partes de nuestro cuerpo como la cabeza, el oído y cuello.

  • Cabeza

    • Migrañas constantes: inclusive más intensas al despertar.
    • Dolor retro-ocular: este dolor se incrementa con la funcionalidad mandibular e irradia la zona craneal, cervical, hombros, mandíbula e incluso, los músculos de la masticación.
    • Limitaciones y dificultad en los movimientos de apertura-cierre, a los lados y profusión-retrusión.
  • Oído

    • Sensación de obstrucción, mareo o vértigos.
    • Dolor de oído.
    • Ruidos extraños.
  • Cuello

    • Dolor o complejidad en la deglución.
    • Ardor, hinchazón y congestión en la garganta.
    • Dolor de cuello o región interescapular.
    • Limitaciones y dificultad al realizar algún movimiento del cuello.
    • Sensación de tensión.
  • Otros síntomas

    • Hormigueo facial: incluyendo, cara, cabeza y cuello.
    • Agotamiento.
    • Depresión.
    • Exceso físico y emocional.
    • Hiperactividad muscular persistente.
    • Obstrucciones oclusales.
    • Ausencia de piezas dentales posteriores.
    • Cabe destacar que estas molestias antes mencionadas pueden aumentar si las personas muestran altos niveles de estrés o ansiedad.

¿Por qué se produce una disfunción temporomandibular?

En ciertos casos resulta un poco difícil detectar los principios de esta afección.  No obstante, suele producirse por la combinación de ciertos componentes como los que se presentan aquí:

  • Defecto en la alineación dentaria o maloclusiones: una vez que existe una maloclusión suele verse perjudicado el cartílago de las articulaciones temporomandibulares produciendo disfunciones mandibulares y otros inconvenientes y dolores musculares.
  • Desórdenes congénitos como hiperplasia y aplasias.
  • Traumatismos, golpes o alteraciones anatómicas que terminan afectando al desplazamiento del cóndilo-disco-mandibular y provocando dislocaciones, fracturas, desgarros o inclusive, roturas del mismo.
  • Tratamientos odontológicos mal hechos o mal implementados.
  • Altos niveles de estrés, ansiedad o tensión muscular que acaban ocasionando efectos físicos sobre la composición de la articulación provocando el rechinamiento dentario o bruxismo.
  • Pérdida dental o del hueso maxilofacial, lo que acaba provocando inconvenientes en las articulaciones.
  • Degeneración de la articulación producida por los diversos tipos de artritis, lo que termina provocando un daño en el cartílago de la articulación.
  • Varias patologías del tejido conectivo que terminan afectando la articulación temporomandibular.
  • Malos hábitos en la ingesta de alimentación causados por un desorden nutricional.

Tratamiento de la disfunción temporomandibular

El origen de la disfunción temporomandibular está generalmente infra diagnosticada por su semejanza en los síntomas de otras patologías externas. Por esto, es fundamental acudir a una clínica odontológica para que un especialista examine cada caso y logre diagnosticar a tiempo el problema y mandar el tratamiento que mejor se adapte a las necesidades de la persona.

Cabe destacar que la aplicación de un tratamiento u otro dependerá plenamente del origen y el grado de afección que presente el paciente a tratar. Sin embargo, alguno de los tratamientos para tratar la disfunción ATM acostumbran a ser:

  • Férulas de descarga:

Este tratamiento suele emplearse cuando el origen de esta disfunción está producida por bruxismo. La férula de descarga es un dispositivo bastante eficaz, siempre y cuando se diseñe de manera correcta, a medida de cada paciente y de su disfunción ATM.

  • Fisioterapia ATM:

Se debe realizar este tipo de fisioterapia únicamente por especialistas altamente capacitados y experimentados en el área, debido a que es un tratamiento implementado de forma manual a través de masajes en el área afectada.

  • Infiltraciones:

Se utilizan sustancias regeneradoras de las articulaciones como puede ser la toxina botulínica, conocida como bótox; específicamente en la zona cráneo-cervical, lo que ayudará a calmar no solo la disfunción ATM sino otros cuadros de dolor orofacial como las distonías o migrañas.

  • Técnicas para atenuar la tensión mandibular:

Estas técnicas se fundamentan en la relajación y reducción del estrés cotidiano, aliviando los músculos y las articulaciones de la mandíbula como también la zona cervical. Suele también ser implementada para casos de bruxismo.

  • Usos de antiinflamatorios o analgésicos:

En algunos casos donde el grado de afección no es tan severo se utiliza estos fármacos para reducir la inflamación y la molestia. Considerando la medicación y la dosis más adecuada para cada paciente.

  • Cirugía de la ATM:

Este tratamiento suele ser el último recurso debido a que si la patología se diagnostica a tiempo y se trata adecuadamente puede solucionarse con los tratamientos antes mencionados.

Consejos a seguir si padeces disfunción ATM

Existen algunos hábitos que son recomendable seguir al pie de la letra para ayudar a atenuar los síntomas de la disfunción ATM, entre ellos tenemos:

  • Intentar comer alimentos blandos.
  • En caso de sentir dolor, utilizar una bolsa de hielo en la zona afectada.
  • Evitar hacer desplazamientos bruscos de la mandíbula.
  • Practicar técnicas de relajación que ayuden a reducir el estrés.
  • Realizar estiramientos suaves de la mandíbula y ejercicios que faciliten la relajación de los músculos que suelen intervenir en la masticación.

Visita nuestra clínica en Móstoles

En nuestra clínica tendrás la oportunidad de encontrar especialistas que se encargaran de proporcionarte el tratamiento adecuado según sea tu caso. Recuerda que es de suma importancia contactar a tiempo con nuestros especialistas al indicio de una disfunción ATM, de manera que ellos logren tratarla lo antes posible para que te proporcionen los mejores resultados.

Cada uno de nuestros especialistas podrán atenderte, responderán tus preguntas o dudas y sobre todo te suministrarán la ayuda que puedas necesitar con disfunción ATM que presentes tanto tú como cualquier de los miembros de tu familia. 

En dado caso que aún tengas alguna duda sobre este tema puedes contactarnos el día y a la hora de tu preferencia, para que podamos solventarla. ¿A qué esperas para solicitar una cita con nosotros?

Leave a Reply