En algún momento de la vida todos hemos presentado dificultades a la hora de tragar los alimentos y bebidas por más mínimo que sea. Esto no despierta mayor preocupación en las personas, ya que cuando se presenta este tipo de anomalía no se observa ninguna gravedad en sus consecuencias. Lo único que ocurre es que el proceso de masticar se convierte en un problema bastante incómodo.

En cuanto las dificultades para tragar perduran en el tiempo, se presenta la preocupación, pues implica que la persona está sufriendo de disfagia, una anomalía que cada vez se está volviendo más común.

Puesto que debemos estar atentos frente a este tipo de patologías y sus síntomas principales, en la Clínica Dra. Belén Puras queremos presentarte las características más detalladas de esta enfermedad para que así puedas detectarla a tiempo y, posteriormente, tratarla y vencerla sin problemas.

¿Qué es la disfagia?

La disfagia es conocida como una enfermedad que se manifiesta con importantes afecciones dentro de la cavidad oral. Así mismo, produce grandes molestias a la hora de tragar cualquier alimento. En los casos que se presenta una mayor gravedad se observa una dificultad evidente al momento de ingerir bebidas. De esta manera, se hace necesaria y urgente una rápida intervención para atender y solucionar este grave problema cuanto antes.

La disfagia tiene la capacidad de interferir en menor o mayor grado sobre nuestra salud, dependiendo de los problemas o trastornos que nos esté provocando, por lo que es de vital importancia tener presente que, si a esta enfermedad no se le busca un control y se erradica del organismo, nos puede generar desequilibrios importantes y graves en nuestra salud.

¿Cuáles son los principales síntomas de la disfagia?

La sintomatología más recurrente y común se presenta por medio de diversos síntomas, entre los cuales encontramos los siguientes:

  • Dificultad para tragar: Se presentan fuertes dolores en el momento de deglutir los alimentos, situación que se vuelve más grave cuando este proceso tan elemental se hace imposible. Incluso puede darse la situación de no ser capaz de tragar bebidas.
  • Sensación de atasco: La persona llega a tener ansiedad, ya que al momento de tragar los alimentos siente que los mismos se le quedan atascados en la garganta, dándole la impresión de que va a sufrir un ahogo.
  • Acidez estomacal: Debido al trastorno alimenticio que genera la disfagia, en el estómago se empiezan a presentar malestares fuertes como la acidez aguda, que es de las más desagradables y que genera una mayor aversión en el paciente.
  • Adelgazamiento sin razones: Al tener dificultades para ingerir alimentos, el adelgazamiento extremo se convierte en uno de los síntomas más relevantes y visibles en el paciente con disfagia.

¿Es muy grave la disfagia?

Es importante remarcar que la disfagia en las fases de mayor avance sí puede generar problemas de mucha importancia en el organismo humano. Sobre todo en esos casos en los que la dificultad para tragar se hace muy fuerte y además se prolonga en el tiempo.

También debemos tener en cuenta que las principales causas que generan este tipo de enfermedades se relacionan básicamente con trastornos nutricionales y respiratorios severos. Así que conviene dejarse tratar por profesionales altamente calificados y especializados para obtener el tratamiento más adecuado a las necesidades del paciente, siendo capaz de incidir de manera directa y positiva en su calidad de vida, independientemente del nivel de desarrollo que presente la enfermedad en ese momento.

¿Cómo detectar la disfagia?

Es importante identificar las complicaciones más importantes que provienen a raíz de la disfagia, como son algunas de las siguientes:

  • Desnutrición

Con anterioridad mencionamos que entre las consecuencias que pueden llegar a manifestarse con la aparición de la disfagia está la incapacidad de las personas para tragar con normalidad cualquier alimento o bebida. Ya cuando esta situación se alarga en el tiempo, estaremos en riesgo de presentar un déficit nutricional bastante severo. En consecuencia, el paciente que sufre de disfagia grave presentará una desnutrición importante que deberá ser tratada cuanto antes.

  • Atragantamiento

Las dificultades a la hora de tragar los alimentos son las que generan el atragantamiento, sobre todo en los casos en los que el alimento está retenido en las vías respiratorias y termina por obstruirlas completamente. Al producirse este escenario, lo más seguro es que la persona que padece disfagia llegue a quedarse sin respiración, sobre todo si no se cuenta con el apoyo de alguna persona que pueda realizar las acciones necesarias para recuperar la respiración.

  • Neumonía por aspiración

Cuando la persona trata de tragar un alimento o una bebida y el producto se traslada a las vías respiratorias, existe una alta probabilidad de que la disfagia genere una neumonía por aspiración. Esto ocurre cuando las bacterias que provienen de los alimentos que consumimos diariamente actúan negativamente sobre nuestros pulmones. Es por ello que se hace absolutamente necesario acabar con esta enfermedad rápidamente, siendo por ello necesario que se tomen varias medidas regulares y específicas que detallaremos a continuación.

¿Cuál es el tratamiento para la disfagia?

En el proceso de lidiar con esta enfermedad, existen varias acciones que te ayudarán enormemente a tratar la disfagia con éxito y así erradicar poco a poco de tu organismo:

  • Comer y masticar despacio

Este es sin duda de los mejores consejos que podemos ofrecerte desde la Clínica Dra. Belén Puras, ya que todo lo relacionado con la forma de comer y masticar en nuestra rutina diaria de alimentación tiene que ver con la superación de la disfagia. El comer con prisa puede ser una amenaza importante a la hora de comer, tanto que, si una persona sufre disfagia, debe masticar correctamente todos los alimentos.

Debemos dedicar el tiempo necesario al proceso vital de masticado, lo que ayudará a minimizar los riesgos de atragantamiento al máximo nivel, mejorando directamente la calidad de vida de las personas afectadas.

  • Cortar los alimentos

Con el fin de facilitar la necesaria tarea de masticación y deglución, es de mucha importancia que sepamos preparar la comida para personas que padecen este tipo de enfermedades. Sabemos que el proceso de masticar puede resultar algo molesto según el tipo de alimento, así que podemos facilitarlo cocinando y cortando los alimentos correctamente.

Cuando hace su aparición la disfagia, se debe prestar atención a todos estos detalles que inciden en la reducción de los posibles riesgos que corre la persona con esta condición. Sin duda, el tipo de alimento, el proceso de masticado y el troceado de los mismos tendrán un importante impacto en el desarrollo del organismo.

¿Cuáles son los tipos y las causas de la disfagia?

Las causas del origen de la disfagia suelen ser muy variadas. Se debe tener en cuenta que existen alrededor de 50 pares de músculos y nervios necesarios para tragar los alimentos, por lo que la disfagia puede ser consecuencia de alguna enfermedad mucho más seria.

Entre los tipos disfagia se encuentran:

  • La disfagia orofaríngea: se compromete a la transferencia del bolo alimenticio desde la boca al esófago, siendo principalmente producida por enfermedades de la cavidad bucal, tales como la amigdalitis, faringitis o candidiasis. Sin descartar también su origen en enfermedades como el Párkinson, la esclerosis, derrames cerebrales o el cáncer de faringe.
  • La disfagia esofágica: al alterarse el tránsito del bolo por el esófago hasta llegar al estómago. Se produce por condiciones que afectan directamente al esófago como el reflujo gástrico, espasmos y la hernia diafragmática. Por supuesto que condiciones más graves, como el cáncer de esófago, también pueden ser un factor generador de esta disfagia.

La Clínica Dra. Belén Puras cuida de tu salud bucodental

En la Clínica Dra. Belén Puras contamos con profesionales de altísima calidad dispuestos a ofrecerte los mejores servicios para que puedas derrotar esta enfermedad molesta y peligrosa como es la disfagia.

Te recordamos que, además de estar atentos ante cualquier síntoma anormal que se presente en nuestro organismo, la prevención es lo mejor, ya que de esta manera tendrás una relación armoniosa con tu cuerpo y mantener una buena salud.

¿A qué esperas para contactarnos? ¡Te estamos esperando!

Leave a Reply