Dra. Belén Puras

La tranquilidad de contar
con una especialista.

Cirugía maxilofacial:

Conoce sus beneficios

La apariencia de nuestra cara viene determinada en gran medida por la forma, tamaño y posición de un conjunto de estructuras óseas, así como por la disposición de fibras musculares, el tejido adiposo y la piel que los recubre. En este contexto es oportuno resaltar que más de un tercio de la estética facial está relacionada con las características del área bucodental: la línea de la mandíbula, el mentón, el maxilar superior, los dientes y las encías.

Tomando en consideración la importancia de los elementos maxilofaciales como parte de la apariencia de tu rostro, en la Clínica Dra. Belén Puras te ofrecemos los tratamientos estéticos más vanguardistas para preservar o mejorar sus formas. Sigue leyendo y descubre en qué consisten.

La importancia de la simetría y la armonía entre elementos maxilofaciales

Si bien la percepción de la belleza es mayormente subjetiva y por tanto es apreciada de manera distinta por cada persona, también es cierto que existe un parámetro esencial que ha fijado la ciencia para ponderar la apariencia de un rostro: su simetría

En tal sentido, se ha determinado que las caras que mantienen proporciones similares entre sus lados izquierdo y derecho son apreciadas como más atractivas que aquellas en las que existen diferencias sustanciales entre ambas partes.

No obstante, la falta de simetría no solo influye en la apariencia, sino que también puede ser el origen de problemas funcionales importantes. Esto es particularmente evidente en el área maxilar y bucodental, ya que las diferencias en la composición de sus elementos primordiales pueden generar problemas de maloclusión y dolor al masticar, así como el deterioro de los dientes o la mandíbula.

En ocasiones, surgen complicaciones en la estructura maxilofacial que no guardan ningún tipo de relación con la simetría, sino que se derivan de tamaños inusuales de algún hueso u otros elementos anatómicos. Cuando esto ocurre, se puede alterar tanto la apariencia general del individuo como la integridad de los elementos faciales y la correcta relación entre ellos.

¿Qué es la cirugía maxilofacial?

Cuando existen problemas de asimetrías faciales circunscritas al área maxilofacial o se evidencia un desarrollo anormal de sus partes es probable que el afectado deba transcurrir por un procedimiento quirúrgico, conocido como cirugía maxilofacial. Esta medida terapéutica permite mejorar la funcionalidad y la apariencia de los órganos afectados por alteraciones congénitas o adquiridas.

Por lo general, en este tipo de intervención se llevan a cabo un conjunto de incisiones y fracturas controladas sobre uno o más huesos para modificar sus formas, cambiar sus posiciones y realinearlos con respecto a otras estructuras, con la intención de subsanar las deformidades bucofaciales. También pueden emplearse ligaduras quirúrgicas o elementos protésicos para obtener los resultados deseados.

Si has pensado en realizarte una cirugía maxilofacial para mejorar la funcionalidad o estética de tu cara, te invitamos a pedir cita y acudir a consulta con los odontólogos profesionales y cirujanos orales y maxilofaciales de la Clínica Dra. Belén Puras. Estos expertos en el cuidado de la salud oral cuentan con la formación académica y los instrumentos requeridos para garantizar los resultados que deseas.

¿Qué tipo de condiciones puede corregir la cirugía maxilofacial?

Este tipo de solución quirúrgica es la opción más utilizada para corregir problemas de mordida para los que los aparatos ortodóncicos no pueden garantizar una perfecta resolución. Asimismo, puede resultar la alternativa más favorable para solventar asimetrías faciales y problemas en la articulación temporomandibular.

A continuación, te explicamos las características de las principales alteraciones que pueden ser solventadas a través de este tipo de tratamiento:

Maloclusión de clase I

Es el tipo de maloclusión más común y, aunque la persona que la padece posee una mordida normal, cuenta con una ligera superposición de los dientes superiores con respecto a los inferiores. En este caso, el problema de oclusión no se debe a una relación anatómicamente inadecuada entre la dentadura inferior y superior, sino a una distribución dental alterada, lo que provoca que los molares y caninos inferiores se encuentran ligeramente más adelante que sus contrapartes superiores.

Maloclusión de clase II

Este tipo de alteración de la mordida se produce cuando los dientes de la arcada superior sobresalen significativamente con respecto a la dentadura inferior. En estos casos puede existir una distancia superior a los dos milímetros entre los caninos superiores centrales y sus equivalentes inferiores, la cual suele deberse a que la mandíbula es muy pequeña o se encuentra ubicada muy atrás.

Maloclusión de clase III

También conocida como submordida, ocurre cuando los dientes de la arcada inferior se proyectan por delante de los de la arcada superior. En este caso, la mandíbula se ha desarrollado excesivamente o está ubicada muy adelante. Sin embargo, es el tipo menos común de maloclusión, estimándose que puede afectar solamente a un 5% de la población mundial.

Mordida abierta

También se considera como un problema de oclusión por estar caracterizada por la imposibilidad de cerrar adecuadamente los dientes frontales. Es cierto que en este tipo de casos existe un contacto adecuado entre los dientes posteriores, pero la imposibilidad de morder correctamente suele acarrear problemas masticatorios y de fonación en gran cantidad de personas.

Sonrisa gingival

El origen de este tipo de alteración puede deberse a configuraciones inusuales de dientes, huesos o músculos faciales. La misma se presenta cuando, a la hora de sonreír, se aprecia gran parte de la encía. No suele generar ningún tipo de problemas funcionales, pero puede llegar a afectar la apariencia facial, generando incluso problemas de autoestima.

Asimetrías faciales

Suelen afectar la parte inferior de la cara y se presentan cuando hay un crecimiento óseo atípico. Por lo general, pueden causar problemas de oclusión o imposibilitar que algunas personas puedan hablar, masticar alimentos o respirar con normalidad.

Problemas de la articulación temporomandibular

En esta categoría se agrupan un conjunto de afectaciones que recaen sobre la articulación que une la mandíbula con el hueso temporal del cráneo. Entre las causas relacionadas con este problema se encuentra principalmente el estrés físico al que puede someterse la zona, como el que se genera al masticar alimentos muy duros, rechinar dientes o un traumatismo, entre otros. 

Conoce la mejor opción en tratamientos odontológicos

En la Clínica Dra. Belén Puras queremos ofrecerte los tratamientos más eficaces para garantizar el máximo nivel de bienestar para ti y tu familia. Para ello contamos con odontólogos profesionales especializados en distintas ramas de la disciplina, quienes cuentan con una amplia experiencia y el prestigio que solo puede adquirirse gracias al trabajo y el uso de procedimientos de la más alta calidad.

Nuestros modernos equipos e instrumental quirúrgico de última generación nos permiten detectar y corregir oportunamente las enfermedades o alteraciones que puedas padecer, evitando así que estas puedan generarte molestias indeseables en el mediano o largo plazo.

Visítanos en Móstoles y descubre todo lo que podemos hacer por ti.






    Pide Cita.

    Primera Visita Gratuita.

    ¿Quieres que estudiemos tu caso?

    Nosotros te llamamos. Rellena el formulario y nuestro equipo contactará contigo para citarte en clínica. Haremos pruebas diagnósticas y un estudio completo para que tengas una salud dental de hierro y una sonrisa preciosa.

    Teléfonos

    +34 916 17 53 73 | +34 640 13 02 09

    Dirección

    Esq. Velazquez, Calle Juan de Juanes, 1,
    28933 Móstoles, Madrid

    Horario

    Lunes a Jueves: de 10.00 h a 14.00 h, y de 16.00 h a 20.00 h.
    Viernes: de 10.00 h a 14.00 h